“Entre el miedo y el cerdo… en busca de la libertad”

El atentado terrostista en la Rambla de Barcelona dejó 13 personas fallecidas este jueves. / EFE

El atentado terrostista en la Rambla de Barcelona dejó 13 personas fallecidas este jueves. / EFE

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu (Tribuna libre).- Una vez más, se hace imposible, difícil, el no compartir lo que uno siente tras los atentados de Barcelona. Si seguimos nuestros primeros instintos, podemos dejarnos conducir por el odio, por la rabia, por la impotencia, por la desesperación, pero como ocurre en los duelos, al final, todos terminamos haciendo chistes; y es que, si alguien sabe reírse de la muerte, es el Español.

Sin embargo, antes de que llegue ese momento, que llegará cuando asumamos lo que ha ocurrido, y en un alarde de empatizar con la propia comunidad musulmana, me pregunto si eso es posible. Si nos centramos en lo más básico, en una sociedad en donde decir fea a una mujer es un insulto y llamarla guapa acoso, es muy difícil convivir y respetar una cultura que considera a la mujer como un mero objeto. Nos dirán que es cultura, y que si ellas llevan pañuelos y velos, o un burka en pleno mes de agosto paseando por Alicante con 35º a la sombra es por voluntad propia…. Claro, por eso en los años 50 usaban vaqueros y se pintaban, hasta que el miedo les hizo decidir entre ser sumisas o morir.

La integración es perfecta, como la de los homosexuales considerados poco menos que seres inferiores a los que hay que reeducar o matar, o prostituirlos, porque dar por culo si que les gusta, pero en nombre de Ala, o como diría Don Pedro Muñoz Seca… por Ala no… Por allí.

Si seguimos viendo costumbres culturales civilizadas para empatizar, su grado de convivencia y respeto es sublime, ya que en un colegio donde hay dos musulmanes y dos mil no musulmanes, no se puede poner en el menú Cerdo para no ofenderlos, todo un detalle para con el resto de compañeros de clase, y es que está claro, puede haber menús para celiacos, diabéticos… etc., pero no para musulmanes, es más educado joder al resto del personal. Y este hecho parecería broma si no fuera por las denuncias que el Moro Musa, (por ponerle un nombre) puso contra un profesor por hablar de Jamón en una clase, ofendiendo a los tiernos oídos de su hijo, eso sí… todos sus vecinos afirman que es una bellísima persona.

Por acabar, sus fantásticas madrazas, vivo ejemplo de la diversidad y riqueza cultural de este país, instaladas en Mezquitas en las que la mano de Ala cae cual salvadora evitando que, como las Iglesias Católicas, sean objeto de pintadas y amenazas de incendio: porque la Iglesia que más brilla es la que arde. No sabemos de que hablan allí, porque debemos respetar, igual que a las capillas en las que se puede entrar enseñando las domingas, la privacidad de sus cultos. Unos cultos que merecen todo nuestro respeto, como el del matrimonio católico, que tiene tantas variantes como la del disfraz con la bufanda del Barcelona. De ellas solo conocemos que enseñan la Verdad Verdadera del Mundo Mundial, y en donde, desde pequeñitos, se les enseña, al igual que a los alemanes de la preguerra, que son una raza superior intelectual y moralmente, que están obligados a la Yihad, eso si la espiritual, ya sea mayor o menor, para alcanzar su santidad.

Pero en todo caso, como si del Primer Mandamiento se tratase, la principal misión del buen musulmán es la de convertir a todos los que estamos equivocados, los medios… Bueno, los medios, como en Algunos Hombres Buenos, nadie da la orden. Para eso hay otros medios.

Cada cual puede sacar sus consecuencias, lo que está claro es que cuando Daesh actúa, la comunidad Islámica simplemente dice que el Islam no es eso, la Comisión Islámica de España, que se encarga de coordinar y representar a las comunidades Islámicas, lanza comunicados (normal, son los que solicitan y tramitan las subvenciones, y no van a perderlas por no hacer el comunicado oficial), la asociación, la federación y la comunidad, se quedan en un segundo plano, pero los mejor son los Imanes, que se quedan pegados a la nevera, se encierran en las mezquitas con sus fieles, y supongo que darán gracias a Ala porque sus valerosos guerreros han conseguido alcanzar la santidad… porque ¿alguien ha visto a algún Imán en las manifestaciones o en los minutos de silencio?

De vez en cuando, algún despistados, seguramente como los curas que en la guerra civil tenían que levantar el Puño o el sindicalista que tenía que levantar e brazo para salvar la vida, sale en alguna cadena de televisión o en alguna foto, diciendo que lamenta lo ocurrido y que el Islam no predica la violencia, vamos, salvado por los pelos. Como es natural, no todos son iguales,  hay musulmanes que supongo que serán bellísimas personas, como los terroristas antes de cometer los atentados, cuyos vecinos alaban siempre su ejemplar comportamiento con el vecindario.

De todo lo dicho, quizás lo mejor de todo son los motivos que les mueve a matar… Acabar con toda una forma de vida, pero mientras tengamos media España secando Jamones, nuestra libertad esta asegura, o eso espero.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre