“Bajo Terapia”, mucho más que parejas en crisis

"Bajo terapia" fue la obra encargada de abrir, en la noche del sábado, la Vigésimo Sexta Edición del Festival de Teatro de Comedias Pedro Muñoz Seca.

“Bajo terapia” fue la obra encargada de abrir, en la noche del sábado, la Vigésimo Sexta Edición del Festival de Teatro de Comedias Pedro Muñoz Seca.

EL PUERTO.- Confieso, querido lector, que antes de acudir a la representación de “Bajo Terapia”, con la sola impresión que recibí de su título, unida a la breve explicación sinóptica que leí sobre su argumento, tenía ya pensado el tipo de artículo que quería escribir sobre esta magnífica comedia…

Eso de “terapia”, que según la RAE significa “tratamiento”, se me aparecía cercano a “método”, vocablo éste, cuando se habla de Filosofía, y más en concreto de su rama independiente la Psicología, como se sabe, y según desprenden estudios autorizados de nuestra historia, de escaso calado en España…

Porque lo que caracteriza al pensamiento español, de suyo tan creativo, es su feroz independencia, algo que, a pesar de la benéfica influencia de la Ilustración y el Kantismo, que no hay que negarla, se resiste a la nuda objetividad de la metodologías donde -esto lo ha explicado muy bien Unamuno- lo sentimental, lo íntimo personal que nos identifica, se pierde…

Y por este sendero tan trillado que aquí te presento con torpeza quería, querido lector, como te digo, proyectar mi artículo, cosa que no me fue posible porque, como sabes, nadie debería escribir sobre una comedia, aunque la haya leído entera antes, si no asiste primero a su representación.

No quiere esto decir que, por haber visto la obra, nos desdigamos ahora de los rasgos psicológicos arriba expuestos sobre nuestro carácter español, que se han de ver a lo mejor como una aproximación a esa corriente de pensamiento denominada “Casticismo”, sino que, más aún, los reforzamos en lo que aportan de piedad; porque es esto, piedad, lo que le falta, sin duda, a y en las metodologías psicológicas, en cuanto se apoyan más en la objetividad de la razón que en la subjetividad de los sentimientos, etc. Es más, piedad, falta en las parejas, en las que, con el paso de los años, llegan los consortes, mirándose cada uno por su parte al espejo, de tanto tragar con las imposiciones y privaciones impuestas por el otro, a no reconocerse, con lo que eso duele, cuando debería ser al contrario, que se reconociera uno mejor, en unidad conyugal, con el paso de los años

¿Qué ha sido, pues, lo que, al ver la obra, nos ha hecho cambiar, si no la base arriba expuesta sobre nuestra común psicología como pueblo, la idea previa sobre el estilo y tema del presente artículo?

Digamos que más que psicológico, es un programa policial y de concienciación ciudadana, el que, tratando ya en concreto de “Bajo Terapia”, se ofrece a las tres parejas, formadas por los conocidos actores: Melanie Olivares, Carmen Ruiz, Manuela Velasco, Gorka Otxoa, Juan Carlos Vellido y Fele Maetínez, que, como cabría esperar de sus sendas cualidades y experiencias artísticas, lo han hecho de perlas, en este noche de sábado, primero de Agosto, en que se ha inaugurado la Vigésimo Sexta Edición del Festival de Teatro de Comedias Pedro Muñoz Seca, como viene siendo costumbre, en el ilustre patio oblongo del colegio San Luis Gonzaga, en el Puerto de Santa María.

Digamos que para una mayor concienciación del horrendo abuso que esconde esta comedia, el espectador es también, junto con el violador que lo perpetra, sujeto del engaño, quién sabe si para advertirnos, a través de un asombroso -y sufrido cuando se piensa en la gravedad de su objetivo- empleo del humor más familiar y cercano, del peligro de considerar normales y hasta graciosas situaciones intolerables. Esto supone, a efectos de guion -Matías del Federico-, de un gran trabajo creativo y, a juzgar por el brillante resultado, -David Serrano, adaptador al castellano- admirable maestría. De la exitosa dirección es responsable Daniel Veronese.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre