“Subalternos”

Al ruedo...

Al ruedo y a torear…

Alamares (Pensión Las Columnas).- Recuerdo de mi niñez, cuando mi padre me llevaba a la Maestranza de Sevilla cuyo vecino de localidad era ni más ni menos que D. Luis Bollain, notario de Coria y amigo personal de Belmonte, además de excelente escritor taurino. En esa época empezaba a deslumbrarme el arte de la tauromaquia, y me quedaron grabadas en la mente unas palabras de D. Luis en alusión al Pasmo de Triana: “A Belmonte nadie lo va a ver arrastrar los pies por la calle Sierpes”. Sin duda, retrospectivamente se puede afirmar que aquello fue premonitorio a la forma en que Belmonte pondría punto y final a su vida en la finca de Gómez Cardeña.

Durante los días previos a los festejos taurinos de la temporada de El Puerto, hay personajes que se jactan de ver a gente arrastrar los pies y otras partes del cuerpo por conseguir uno de los bienes más preciados del verano: una entrada de convite para ver los toros. Que se vanaglorien los políticos que disponen de un buen puñado de boletos para repartirlos a discreción no me extraña, pero que lo articule el responsable de prensa de la plaza no tienen parangón. Sin ir más lejos, me cuenta mi amigo Perico que este señor ha puesto en entredicho el nivel de seguimiento que tiene El Puerto Actualidad, menospreciando la labor que hace el equipo de este medio de comunicación. Y en base a ello, le niega el pan y la sal para acreditar al reportero gráfico que ilustra las modestas crónicas de Alamares. Desconozco los datos que maneja este empleado para cuestionarnos, pero ya que estamos, seremos nosotros quienes sembremos la duda sobre diversas cuestiones.

La cláusula 16.11 del Pliego de Condiciones del contrato de la plaza de toros dice que “entre el personal propio de la empresa adjudicataria figurará un relaciones públicas con el título de Licenciado en Ciencias de la Información”, es decir, un periodista. Según la consulta que he realizadoa mi amigo Tano, el señor que presta este servicio para la UTE que explota el coso, no goza de la titulación requerida, advirtiéndome que se trata de una persona que ha hecho sus pinitos como colaborador en la información taurina, y que la empresa, para no incumplir el pliego, tiene en nómina a un licenciado de verdad a modo de testaferro.

Menospreciar la labor de un medio de comunicación, no está a la altura de alguien que trabaja en el sector, aunque sea de tapadillo. La libertad de prensa es un elemento central del derecho más amplio a la libertad de expresión. La diferencia de trato a los medios en función de simpatías personales no es digno de un profesional del gremio.

Tras este hallazgo, y analizando lo sucedido, que por otra parte se repite temporada tras temporada, no me queda otra cosa que dar un toque de atención a mi amigo Perico: cuando tengas que tratar determinados asuntos, habla directamente con los primeros espadas. Eso es lo que debías haber hecho. La culpa es sólo tuya por tratar con subalternos.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre