“La que se avecina”

Sábado de Motorada 2016. / P.P.M.

Sábado de Motorada 2016. / P.P.M.

Daniel Bastida (Tribuna libre).- Ya llegan las ‘amotos’ y toda esa marabunta ruidosa que llenará El Puerto de decibelios y colgará el cartel de completo en numerosos establecimientos hoteleros. Y es que, a pesar de hacer rico a los de siempre durante el próximo fin de semana, es innegable la inyección económica que supone para la ciudad el campeonato del mundo de motociclismo que se celebra en Jerez y todo lo que ello conlleva.

Se sabe que el evento denominado ‘la motorada’ tuvo su apogeo durante la época del “Nandismo”, o sea, durante el gobierno de los independientes portuenses en la década de los 90 del siglo pasado cuando España iba bien y había más pasta y trabajo que ahora. Era entonces cuando las calles se dejaban a merced de los moteros y toda la chusma que a rebufo se sumaba al pifostio que se liaba sin ningún tipo de control. Por fortuna, actualmente las cosas han cambiado en cuanto al dispositivo de seguridad, y el desmadre es más light que entonces tras alguna que otra multa que se le puso al gobierno municipal de la época y que tuvimos que pagar los contribuyentes y no los responsables de amargar la noche a los abueletes del centro. Hazte político y en un año o dos dormirás tranquilo, sin ruidos, en una urbanización a las afueras de la ciudad.

Se recuperó el sentido común,  respetando el derecho al descanso, y la cosa ya va sobre ruedas en lo que respecta al despliegue de fuerzas del orden público quedando lejos los tiempos de El Puerto ciudad sin ley y el desparrame total donde el centro histórico era  feudo de una fauna  descontrolada que  lucía sus habilidades sobre las dos ruedas. El tiempo de los caballitos, la jaula para las exhibiciones y el nauseabundo olor a goma quemada que lo inundaba todo ya es historia.

Aún quedando flecos que atar, la tan manida diáspora de motos sí o motos no de todos los años parece que se va suavizando, aunque será difícil que algún día el consenso sea general entre gobernantes, empresarios y la ciudadanía debido, primordialmente, al beneficio económico de unos cuantos que en este caso es el meollo de la cuestión.

Bienvenidos, pues, señores/as moteros a este rincón de la Bahía donde mejor se come y se bebe, mejores playas se dispone y mejor música sonará gracias al festival Motor Circus donde concurrirán numerosas bandas y diversos espectáculos en torno al mundo de la moto. Ojalá esta iniciativa del sobrino del otrora 12+1 campeón del mundo de motociclismo salga como se espera, siendo la  primera vez que se celebra un evento de estas características con la actuación de figuras internacionales del rock. Por fin algo de categoría con leyendas vivas como Iggy Pop y al nivel que se merece la ciudad, monos aparte. Suerte y que nos dure porque de deslocalizaciones ya estamos hartos.

Por último,  pedirles a esos quisquillosos ciudadanos amantes de la tranquilidad y el desasosiego hagan un esfuerzo, sean tolerantes dos días  ‘na má’, y el lunes de la semana que viene volverá a salir el sol, la ciudad será más rica, habrá descendido la tasa de desempleo y cinco mil kilos de langostinos habrán sido quitados de en medio por molestar.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre