Miércoles Santo: El Puerto se vistió de azul olivo

Miércoles Santo en El Puerto. / P.P.M.

Miércoles Santo en El Puerto. / P.P.M.

EL PUERTO.- Y como cada Miércoles Santo fue la eucaristía en la basílica menor de la ciudad la que congregó a los hermanos del Huerto para comenzar la jornada más intensa del año para dicha hermandad. Un día donde los condicionantes climatológicos fueron de auténtica temporada estival ya que las temperaturas llegaron a rozar los 25º, lo que provocó que desde tempranas horas el trasiego de hermanos, fieles y devotos fuera numeroso en las inmediaciones del templo mayor.

Pero aunque la ilusión y las ganas fueran mayúsculas, hasta las 19:30 horas no se abrieron las hojas de la Puerta del Sol, las cuales fueron testigos del rio caudaloso de nazarenos que un año más iluminaron el caminar del Señor del Huerto y de su bendita madre, María Santísima de Gracia y Esperanza. Y es que, otro año más, la hermandad del Miércoles Santo es la que posee un mayor número de hermanos escoltando a sus titulares en el itinerario establecido por las calles de la ciudad. En consecuencia, esto provoca la no corta espera de ver el transitar de la cofradía, aunque como siempre, merece la pena.

Con paso decidido y valiente, Nuestro Señor Jesucristo estrenando su túnica verde, surcó con aires de esperanza los adoquines portuenses. Capitaneado por el pregonero de la Semana Santa portuense, Jesús Andrades, el titular de la hermandad del Miércoles Santo, precedido por la agrupación musical de la localidad sevillana de Arahal, Santa María Magdalena, arrancó el aplauso desmedido de los portuenses que se agolparon de forma numerosa a lo largo de todo el recorrido.

Y con el mismo ímpetu con el que el mar lanza sus olas a la orilla, pero de manera dulce y elegante, María Santísima inundó de fe y esperanza todos aquellos rincones donde alcanzó su mirada. Muchos fueron los portuenses que se mantuvieron durante no escasos minutos delante del paso de palio de la cofradía, puesto que el buen hacer de Domingo Galo Ibañez, así como todo su equipo, dieron buena muestra de elegancia y pulcritud, recreando en torno a la Esperanza de El Puerto, el sentido de dicha advocación mariana y el sentido de hermandad que ha hecho tan carismática esta cofradía.

Y como ejemplo de ese sentimiento que une a todos los hermanos del Huerto, la recogida es fiel testigo de ello. Cada uno de los titulares de dicha cofradía fueron acompañados hasta el dintel del templo por numerosos hermanos y familiares que día tras día y generación tras generación encuentran su razón de ser en un hábito nazareno de color azul olivo.

-> Galería de fotos completa del Miércoles Santo de El Puerto 2017

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre