‘Las Tres Rosas’ realiza una acción nocturna contra el acoso callejero

La acción de las feministas.

La acción de las feministas.

EL PUERTO.- En la noche del pasado sábado 11 de marzo, la Asamblea Feminista ‘Las Tres Rosas’ llevó a cabo una acción en el centro de El Puerto, para denunciar “el acoso callejero que habitualmente sufren las mujeres por el mero hecho de caminar por la calle”. Así lo explican las propias feministas portuenses a través de un comunicado remitido a los medios:

La acción comenzaba a las doce de la noche en la céntrica Plaza de La Cárcel, haciendo un recorrido por la calle Jesús de los Milagros y calle Misericordia, para terminar con una concentración en la Plaza de la Herrería.

Las participantes portaban carteles de dos tipos: en unos, se reflejaban las frases que los hombres dicen o gritan a diario a las mujeres por la calle, los erróneamente considerados “piropos”, que no son más que una reafirmación del poder por el cual los hombres están legitimados para juzgar el cuerpo de las mujeres. En los otros carteles, se reflejaban las respuestas y la defensa de las mujeres ante este tipo de acoso: “la calle y la noche también son nuestras”, “mi cuerpo no quiere tu opinión”, o “no me silbes, no me grites, no me sigas”.

El acoso callejero es un tipo de violencia machista que se realiza a diario, aunque es mucho más frecuente en las zonas nocturnas más transitadas, por eso este colectivo eligió el sábado por la noche para llevar a cabo esta acción reivindicativa en las zonas de bares de El Puerto. Este tipo de acoso, de connotación sexual, que está ampliamente naturalizado en nuestra sociedad, atenta contra la libertad de las mujeres y niega su derecho a utilizar el espacio público de nuestras ciudades en igualdad de condiciones. El cuerpo, el físico, la vestimenta, la belleza: todo es constantemente juzgado si caminas por la calle y eres mujer, y especialmente si caminas sola, o con otras mujeres.

El acoso callejero no “halaga”, sino que provoca intimidación, sensación de acoso e invasión del espacio personal. Cuando uno o más hombres abordan a mujeres en la calle, o desde lejos gritan un comentario sobre su apariencia, el objetivo  es reafirmar el dominio de los hombres sobre las mujeres, principalmente en el espacio público. Esto provoca que las mujeres no se sientan seguras cuando salen a las calles, que incluso cambien su forma de vestir para evitar comentarios, o cambian sus rutas diarias o de vuelta a casa por la noche para evitar zonas oscuras o en las que haya presencia masculina.

Desde la Asamblea Feminista Las Tres Rosas queremos denunciar públicamente este tipo de acoso que se da habitualmente en nuestra ciudad y además reivindicar el derecho de las mujeres a defendernos de él, a rechazarlo abiertamente, y a reclamar el espacio público que nos corresponde, porque la calle y la noche también son nuestras.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre