“El nuevo viejo vídeo”

Captura del vídeo.

Captura del vídeo.

Daniel Bastida (Tribuna libre).- Si hace un año hablábamos por aquí de la polémica surgida en torno al vídeo promocional de El Puerto que se había llevado a Fitur que terminó por ser un trabajo fallido por inadecuado, hoy todo son flores para la grabación del actual: un publirreportaje en donde se nos muestra las excelencias de la ciudad desde el cielo, las de un conocido cocedero de marisco, y las de, cómo no, la firma bodeguera del toro. Lo normal, lo típico que junto con el difunto Vaporcito siempre han formado parte del argumento previsible de la historia de esta tierra de cara al exterior. Nada nuevo bajo el sol.

El vídeo está que lo peta en las redes con muchísimas visualizaciones. Nada que objetar. Todos conformes. Si al anterior le llovieron las críticas por la ausencia de paisajes emblemáticos portuenses, al reciente parece que le quieren dar hasta un premio, oiga. Ni lo uno era tan malo, ni lo otro es tan bueno. Son distintos. Y es que esta vez ha sido la propia Concejalía de Turismo y sus ‘cabezas pensantes’ quienes, tras la metedura de pata del año pasado, ejercen de director y guionista, cambiando el melodrama de la pareja al borde de la ruptura por algo más clásico donde se pueda ver la ciudad a vista de pájaro para que después alguien lo edite y le ponga música. El resultado es otro, una perspectiva cenital  deformada por el prisma utilizado para ello ya que se hace uso del objetivo angular empleado en las cámaras de los drones que son mayormente utilizados para otro tipo de grabaciones aéreas con otro fin distinto a lo promocional y lo turístico. También hubiera sido imposible no aderezarlo con los obligados planitos del toro, la copa de vino, y la gamba. Marca El Puerto. [El nuevo video promocional de El Puerto llega a más de 132.900 personas]

Si lo que se pretende cuando se realiza un producto de este tipo es hacer caja en agosto para que vengan jubilados ingleses a ponerse morados de vino y gambas y rojos del sol de nuestras playas entonces estamos de acuerdo. Vale. Si lo que se intenta es impresionar al portuense de a pie, a ése que ha visto lo que una vez fuimos y como estamos ahora, pues como que no.

Convencer del supuesto progreso de una ciudad y de su modernidad a quienes la habitan consiste en otra cosa. El método no se basa siempre en hacer reportajes con música aflamencada para con ello tocar la fibra sensible de la mayoría de los ciudadanos: se necesitan realidades y no ficción. El lema “El Puerto es para todo el año” queda lejos de lo que se nos ofrece en el día a día; en la cotidianidad pues aún queda mucho trabajo por recorrer para que se cumplan los objetivos marcados en cuanto a infraestructuras y desarrollo.

Paciencia, se dispone de otros 12 meses para el siguiente vídeo, pero esta vez se agradecería fueran imágenes actuales y no de un cajón de sastre.

Y que salga la pasarela, aunque duela.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre