Jesús Resucitado vuelve a las calles portuenses para dar testimonio de fe

Domingo de Resurrección. / P.P.M.

Domingo de Resurrección. / P.P.M.

EL PUERTO.- Alfa y omega, principio y fin. Hoy Jesús Resucitado es el fin último de un cristiano. Cristo vive y llena los corazones de los fieles católicos.

Con un retraso de más de media hora a causa de la lluvia, Jesús se ha presentado a todos los fieles portuenses en la plaza de España. La Cruz de guía aparecía sobre las once de la mañana a las puertas de la Basílica de Nuestra Madre de los Milagros para alegría de los presentes.

Las calles todavía mojadas han sido testigo del paso de Cristo Resucitado y de todo el cortejo que le acompañaba, incluida la representación de otras hermandades portuenses.

La salida del Señor estuvo acompañada por los sones de la Agrupación Musical Los Polillas de la capital gaditana que lo acompañaría por las calles del itinerario de la hermandad.

Su paso por las Carmelitas, la calle Melero, son parte de los puntos más emotivos para esta hermandad de Domingo de Ramos, aunque no es menos cierto que cualquier punto es sobrecogedor para todas las personas de fe, puesto que están con Jesús resucitado.

Muchos menores pusieron el detalle más tierno de esta hermandad que poco a poco iba camino de la carrera oficial, lugar donde les esperaba la representación municipal. Desde este punto se encaminaban ya hasta lo que sería su entrada del templo, otro de los puntos más álgidos de los hermanos y del público en general.

En el Santuario de Nuestra Señora de los Milagros mientras se estaba realizando la Eucaristía Pascual, una eucaristía diferente, tal y como se proclama en el Concilio Vaticano segundo, en forma de asamblea.

Mencionar que durante la noche se celebró la Vigilia Pascual, incluidos tres bautizos realizados por inmersión, con una pila bautismal preparada para esta forma de bautismo.

Mientras tanto la hermandad recorría su estación de penitencia, ya por calle San Juan, vislumbrando el templo de recogida.

La Cruz de Guía está en el pórtico de la Basílica y el Cristo Resucitado, ve esta estampa desde la intersección de calle San Juan y Plaza de España.

Todo está preparado para su entrada, los capataces ordenan los últimos avisos a sus costaleros, el paso da la vuelta a los pies de la escalinata y, entra de cara al público que espera su bendición.

Jesús Resucitado se encuentra con su Madre, Nuestra Señora de la Alegría, que lo espera en el templo. Puesto que un año más no ha podido acompañar a su Hijo por las calles de la ciudad

La Pascua ha comenzado.

-> Galería de fotos del Domingo de Resurrección portuense 2016

Jesús Resucitado vuelve a las calles para dar testimonio de fe Click to Tweet

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre